Préstamos de criptomonedas: ¿préstamos con fines tributarios?

Escrito por: Robert W. Wood

Traducido por: Camila García

Visita el siguiente link para ver el artículo en su idioma original: https://cointelegraph.com/news/cryptocurrency-loans-are-they-loans-for-tax-purposes-expert-blog

Sobre el autor:

Robert W. Wood es un abogado fiscal que representa a clientes en todo el mundo desde las oficinas de Wood LLP, en San Francisco, California (www.WoodLLP.com). Es autor de numerosos libros de impuestos, y con frecuencia, escribe sobre impuestos para Forbes.com, Tax Notes entre otras publicaciones.

 

Cuando se pide dinero prestado, este no es un ingreso para efectos fiscales, porque tiene que ser devuelto. Cuando prestas dinero, no obtienes ninguna deducción fiscal u otro evento tributable. Usted acaba de cambiar su dinero, en una promesa de que el prestatario le devolverá el dinero. Entonces, para el IRS no ha pasado mucho.

 

Claro, puede haber intereses pagados o intereses recibidos; además, si se le exime de la obligación de devolver un préstamo, ese sería el ingreso en la cantidad de la deuda perdonada. En su mayoría, a pesar que, los préstamos pueden ser neutrales desde el punto de vista fiscal, ¿Qué hay de los préstamos en Bitcoin u otra moneda digital?

 

Préstamos e Impuestos

Eso no está tan claro. En cuanto a préstamos en dólares se refiere, el dinero es intercambiable; cuando se recibe un préstamo en efectivo, el prestamista generalmente sabe que va a invertir o gastar el dinero, todos entienden que pagará al prestamista con otro dinero, pero el IRS dice que la criptomoneda es una propiedad.

 

Digamos que prestas tu auto a otra persona, si el prestatario devuelve un automóvil diferente, esa transacción podría verse como la venta del vehículo original, en lugar de un préstamo del vehículo para fines fiscales; si termina con un automóvil diferente, el IRS podría decir que fue una venta del automóvil, seguido de la compra de otro automóvil.

 

¡Al IRS le gusta encontrar más oportunidades de tributar algo! Eso puede significar ganancia o pérdida, incluso si el trato termina compensándole un automóvil diferente con el mismo valor. Excepto por ciertas disposiciones especiales de impuestos, tales como los intercambios de la Sección 1031, que permiten permutas de bienes libres de impuestos bajo ciertas condiciones, casi todo lo que usted comercia está sujeto a impuestos.

 

¿Bitcoin es una propiedad, y no una moneda?

En el 2014, el IRS emitió un aviso que decía que: la moneda digital como Bitcoin es una propiedad, no una moneda. La mayoría de los bienes no son intercambiables a efectos tributarios. Con préstamos de criptomoneda, las partes probablemente pretenden que la criptomoneda prestada sea tratada como moneda de intercambio, en lugar de propiedad similar, por ejemplo: un prestatario puede recibir Bitcoins y luego venderlos.

 

Él puede pagarle al prestamista con Bitcoins nuevos y recién adquiridos. Los Bitcoins están destinados a operar como moneda intercambiable, de modo que, los Bitcoins devueltos, se consideren una continuación de los Bitcoins que fueron prestados (con la misma base fiscal y la misma fecha de adquisición). ¿Será que el IRS estará de acuerdo? Nadie parece saber la respuesta a esta pregunta.

 

Riesgos

A pesar de las intenciones de las partes, el IRS puede no estar de acuerdo en que esto es sólo un préstamo; piense en el valor fluctuante de la criptomoneda, y cómo estos problemas fiscales podrían ser grantes. Existe el riesgo de que el IRS vea los Bitcoins recibidos en el reembolso de un préstamo, en forma de Bitcoins diferentes a los que fueron prestados, entonces un préstamo podría terminar como una venta ante el IRS.

 

Por otra parte, inclusive si el IRS acuerda que el tratamiento del préstamo es apropiado, no está claro cómo serán los pagos de intereses; es aconsejable, enfatizar en cualquier documento que la transacción está destinada a ser un préstamo, no una venta o disposición. También podría documentar claramente que ambas partes, reportarán el préstamo de esta manera con fines tributarios y contables.

 

Si la transacción tiene alguna ganancia en el intercambio o en la disposición de capital, podría complicarse el argumento para el tratamiento del préstamo. Otra preocupación es la intercambiabilidad: la documentación del préstamo podría enfatizar que el reembolso, debe hacerse en moneda digital que sea idéntica en valor y denominación (es decir: Bitcoins por Bitcoins, Ripples por Ripples, etc.), a la moneda digital prestada. Quizás el documento incluso podría requerir que, el reembolso se realice con la misma criptomoneda prestada.

 

En la práctica, esto no es posible, por supuesto, aun así, el requisito que los reembolsos de los préstamos se realicen con la misma cartera a la que se prestó (e idealmente una segregada de otros fondos), podría ayudar a fortalecer el argumento de que se ha reembolsado la misma propiedad.

 

Contra todos los desafíos

No está clara cuál es la mejor estrategia. Algunas partes, pueden querer enfatizar en la documentación del préstamo que la criptomoneda es un activo intercambiable; quizás quieran declarar que la criptomoneda recibida en el reembolso, se considerará idéntica a la criptomoneda prestada (que usaría la misma fecha de adquisición y la misma base fiscal).

 

La documentación del préstamo, también puede distinguir entre las transferencias realizadas en el reembolso del capital del préstamo y las transferencias como pagos de intereses. El IRS puede tener una mano más fuerte, para argumentar en contra del tratamiento del préstamo, si el historial de la transacción es confuso, como cuando no está claro qué pagos son de interés y cuáles son para el principal; la documentación del préstamo podría explicarlo todo.

 

Asegurarse que los pagos de capital e intereses, se realicen de acuerdo con los procedimientos de la documentación del préstamo puede ser de mucha ayuda; una transacción de préstamo que comenzó con Bitcoin, podría ser aún más problemática cuando los fondos prestados ahora están representados por Bitcoin y Bitcoin Cash. Las partes deben anticipar qué hacer en estas circunstancias, además de, considerar cómo enfatizar en la documentación del préstamo, que el reembolso aún se realiza desde la misma fuente y propiedad.

 

Tomar medidas de este tipo, puede que no evite que el IRS desafíe con éxito, un préstamo concertado; aun así, puede ayudar a estar en una mejor posición, en caso de que se examinen los préstamos.

La duplicación es la clave de nuestro negocio.